Friday, February 29, 2008

Tocar los güevos

El jugador de rugby Leon Pryce se salvó de una sanción por haber tocado los testículos de un adversario porque se consideró que el contacto había sido absolutamente mínimo.

3 Comments:

Blogger Silvio Daniel Kiko said...

miauuuuu.....

Friday, February 29, 2008  
Blogger Raul Avila said...

que bolas tiene!

Saturday, March 01, 2008  
Anonymous Cara de Miel said...

Esto me recuerda un poco a esa famosa pregunta del Medioevo (nunca respondida con plenitud): ¿Cuántos ángeles caben en la cabeza de un alfiler?

Thursday, March 06, 2008  

Post a Comment

<< Home